Militares se retiraron previo a explosión de ducto en Hidalgo

El Gobierno de México aseguró que al momento de que Pemex detectó la toma clandestina en el ducto Tula -Salamanca en Tlahuelilpan, Hidalgo, aplicó el protocolo de seguridad.

Sin explicar el motivo de por qué no se cerró el flujo de combustible en el oleoducto, el gobierno de México argumentó que, “el día de hoy el sistema de detección y vigilancia de Pemex tuvo conocimiento de la fuga en una toma clandestina sobre el ducto Tula -Salamanca en Tlahuelilpan, Hidalgo, por lo que se aplicó el protocolo de seguridad”.

Mediante una comunicación a la prensa, el Gobierno de México aseguró que, al arribar el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional al lugar, no había gente.

 

“Pero al aumentar la presión en el ducto, el brote de combustible creció considerablemente. Por lo que los pobladores del sitio, acudieron en gran número con cubetas, bidones y todo tipo de recipientes para llenarlos del combustible”.

Acerca de por qué los elementos del Ejército se retiraron del lugar, el Gobierno aseguró que, fue “para evitar un enfrentamiento con la población.

TE PUEDE INTERESAR: Sofocan incendio por explosión en ducto de Tlahuelilpan, Hidalgo

“Los militares se replegaron, momentos después se produjo la explosión, causando la lamentable tragedia”, concluyó el breve mensaje a la prensa.

 

Loading Facebook Comments ...